clinica veterinaria en salamanca. medicina interna. mosquito. filaria

Entradas

El shunt porstosistémico es una patología con manifestaciones clínicas muy variadas, entre las cuales predomina la encefalopatía hepática.

Hoy vamos a hablar del Shunt portosistémico congénito que es una comunicación vascular anómala entre las circulaciones portal y sistémica, pudiendo ser intrahepática o extrahepática, y siendo esto una anomalía hereditaria. En perros esto supone el 70% de los casos. Las razas predispuestas son el Yorkshire terrier y el Schnauzer miniatura, entre otros. Las comunicaciones se pueden dar entre la vena porta y la cava; vena porta y vena ácigos o vena porta y vena frénica.

El 80% de perros con shunt portosistémico presentan síntomas neurológicos, concretamente cuadros de encefalopatía hepática, caracterizados por síntomas inespecíficos como anorexia, depresión, pérdida de peso, letargo, náuseas, fiebre, hipersalivación, vómitos y diarrea. Una bajada de peso y habitualmente síntomas gastrointestinales (60% de nuestros pacientes). Debido además a que estos animales presentan alteraciones hepáticas, tendrán intolerancia a ciertos fármacos.

En perros con un cuadro de encefalopatía hepática podremos observar cualquier síntoma neurológico, pero principalmente veremos temblor, ataxia, histeria, demencia, cambios de comportamiento, marcha en círculos, presión de la cabeza contra la pared, ceguera o convulsiones. En ocasiones se pueden dar episodios agudos de encefalopatía hepática, pudiendo sufrir el animal crisis convulsivas o episodios comatosos, lo cual supondría una emergencia médica, ya que si este estado se prolonga se producirían daños cerebrales irreversibles.

El diagnóstico se realiza en primer lugar, con una anamnesis completa y un correcto seguimiento de la historia clínica de nuestro paciente, en la que podremos observar por ejemplo signos neurológicos recurrentes; para su confirmación debemos visualizar la comunicación vascular anómala mediante técnicas de diagnóstico por imagen como ecografía, portovenografía o angioTAC.

En este caso, el tratamiento incluye la ligadura total o parcial del shunt que podría suponer la curación total del animal, aunque hay riesgos asociados a esta cirugía ya que podría generarse una hipertensión portal secundaria y un shunt adquirido con la vuelta de los signos clínicos.

www.centroveterinariolasalle.com

centroveterinariolasalle@gmail.com

https://www.facebook.com/cvlasalle/

https://www.instagram.com/centroveterinariolasalle/

CASO CLÍNICO DE UN URÉTER ECTÓPICO EN UNA PERRA PASTOR ALEMÁN DE 6 SEMANAS DE EDAD

                   IMG_20170227_154119

 

INTRODUCCIÓN

Un uréter ectópico es una malformación genética donde uno o ambos uréteres no entran en la vejiga en el punto anatómico correcto. La entrada ureteral puede ser en el cuello de la vejiga, uretra, útero, vagina o en cualquier otra zona distal a la ubicación anatómica normal en el trígono vesical

El uréter ectópico y otras malformaciones uretrales congénitas son una causa común de incontinencia urinaria, siendo el goteo de orina el motivo de consulta más frecuente.

Otros signos asociados a esta patología son infecciones del tracto urinario. La hidronefrosis puede ser causada por una pielonefritis crónica asociada a una obstrucción ureteral. El hidrouréter puede ser causado por una infección crónica, obstrucción a la salida del flujo de orina o por un fallo de la peristalsis uretral.

 

ANAMNESIS

 

Se presenta en consulta una perra de 6 semanas de edad, de raza Pastor Alemán, correctamente vacunada y desparasitada y sin historia previa de ninguna otra patología diferente a la del motivo de su valoración.

El motivo de consulta era que la perra presentaba pérdidas de orina sin control aunque también tenía micciones voluntarias.

 

EXPLORACIÓN FÍSICA

En el examen físico la paciente se mostraba con un estado mental deprimido, presentaba ligera deshidratación, condición corporal 2/5, mucosas sonrosadas con tiempo de relleno capilar inferior a 2 segundos, ganglios linfáticos de tamaño normal, no se apreciaba molestia a la palpación abdominal y auscultación cardiopulmonar no presentaba alteraciones.

El pelaje de la región perivulvar estaba húmedo como consecuencia de la fuga continua de orina.

 

DIAGNÓSTICO

Por exclusión de otras patologías se sospechó la existencia de una malformación congénita que se diagnosticó y confirmó mediante pruebas complementarias.

Entre los diagnósticos diferenciales están el uréter ectópico, incompetencia del esfínter uretral, hipoplasia y ectopia vesical, fístula uréter o besico-vaginal y malformación vaginal.

 

La hematología y los perfiles bioquímicos sanguíneos mostraron resultados normales salvo una marcada hipoglucemia.

La radiografía simple de abdomen no detectó nada anormal.

Ecográficamente presentaba dilatación muy severa del uréter izquierdo (hidrouréter) con desembocadura distal al cuello de la vejiga y el riñón izquierdo presentaba una severa hidronefrosis con pérdida de la estructura renal. El riñón y uréter derecho presentaban una estructura y funcionalidad normal.

IMG_20170228_163743  IMG_20170228_163820

TRATAMIENTO

El único tratamiento posible fue el quirúrgico ya que la realización de una operación correctora del uréter fue desechada debido a la enorme dilatación de dicho uréter lo que hacía bastante improbable que la capacidad reguladora y contráctil de la musculatura volviera a su tono fisiológico normal, lo que sometería a la paciente a riesgos de infección urinaria por reflujo vesiculo-ureteral y a la necesidad de una segunda intervención quirúrgia si persistía el hidrouréter.

Por todo ello se optó por una ureteronefrectomía unilateral izquierda tras ser comprobado el correcto funcionamiento del riñón opuesto.

Técnica quirúrgica: se realiza una laparatomia por la línea media y localizamos el riñón izquierdo dentro del espacio retroperitoneal. Antes hemos tenido que desplazar el colon descendente. Liberamos el riñón pos escisión del retroperitoneo y accedemos a la arteria y vena renal y al uréter por incisión de la grasa perirenal por la cara ventromedial del hilio renal. Las arterias y venas las ligamos por separado mediante doble ligadura con material monofilamento reabsorbible. Una vez suturado todo el tema vascular bajamos a vejiga para localizar el final del uréter. Ligamos el uréter lo más cerca a la vejiga para evitar posibles infecciones posteriores y cortamos. Por último, volvemos a la zona del riñón para cortar por donde hemos hecho las ligaduras y llevarnos el riñón con el uréter. Hay que recordar que la vena ovárica izquierda drena en la vena renal y no en la vena cava posterior, por lo que hay que localizarla bien.

Los cuidados postoperatorios en este caso fueron evitar que el cachorro entrara en paciente urémico o en shock. Pusimos tratamiento con fluidoterapia, antibioterapia, protector de estómago, antieméticos y aines.

La intervención resolvió por completo el problema de incontinencia urinaria.

IMG-20170223-WA0024IMG-20170223-WA0025IMG_20170223_190126

Recibimos la visita de una hembra de erizo enano africano, de 3 años de edad, no castrada, de 390 g de peso, cuyos propietarios habían detectado lo que parecía orina con sangre desde hacía 1 semana.

La alimentación general de esta mascota se basaba en pienso seco de gato, rechazando cualquier intento de probar insectos, fruta o verduras.

Nuestra paciente se comportaba con normalidad durante la exploración física, no detectando alteraciones evidentes durante el examen físico salvo durante la exploración de la zona perivulvar que, se encontraba manchada de lo que parecía sangre seca. La temperatura rectal era de 35.4 ºC (el rango normal de esta especie se encuentra entre 35.5 y 37ºC).

Para descartar si se trataba de un problema urinario y/o reproductivo optamos por realizar una ecografía abdominal. Gracias a esta prueba diagnóstica complementaria observamos:

  • Alteración del patrón normal de la mucosa de la vejiga urinaria, sin presencia de cálculos pero si de precipitado
  • Dilatación de la luz uterina de ambos cuernos con presencia de contenido hipoecoico en su interior

El diagnóstico de nuestra paciente abarcaba dos patologías simultáneas. Por un lado teníamos un problema de carácter reproductivo, compatible por la imagen ecográfica y los síntomas del animal con una hiperplasia quística endometrial. Por otro lado teníamos un problemas urinario localizado en la vejiga que confirmamos tras obtener una muestra de orina y realizar varias pruebas que, se trataba de una infección urinaria, evidenciando presencia de glóbulos blancos y trazas protéicas.

La hiperplasia quística endometrial provocaba la secreción sanguinolenta que los propietarios habían detectado en casa. Esta patología solo puede resolverse mediante tratamiento quirúrgico, realizando una ovariohisterectomía. Por ello, preparamos a nuestra paciente con la premedicación adecuada para comenzar con la inducción anestésica y, continuar con el mantenimiento del plano anestésico mediante anestesia inhalatoria. Una vez preparado el campo quirúrgico, se realizó una incisión en la línea media ventral para acceder a cavidad abdominal a través de la línea alba.

En esta fotografía podemos observar ambos cuernos uterinos dilatados, encontrando más afectado el cuerno uterino izquierdo, así como, una bolsa ovárica bastante aumentada de tamaño.

Tras finalizar la cirugía se procedió a la recuperación anestésica de nuestra paciente.

El tratamiento médico postquirúrgico se basó en:

  • Antibioterapia
  • Antiinflamatorios
  • Protector gástrico

Se realizaron varias revisiones postquirúrgicas en las que se comprobó la resolución de ambas patologías y el buen estado de salud de nuestra paciente.

DISCUSIÓN DEL CASO

La hiperplasia quística endometrial (HQE) es una anormalidad endometrial patológica que se desarrolla por exposición repetida a estrógenos seguidos de progesterona, como ocurre en el ciclo estral normal.

En la HQE, la hiperplasia del endometrio se amplifica, el número y el volumen de las glándulas aumenta exponencialmente y, por consiguiente tenemos una mucosa cuyo grosor ha aumentado y que llega a obturar los canales secretores de las glándulas. Esto provoca la eversión de los quistes hacia la luz uterina y, en algunos casos, como el nuestro, la acumulación de líquido, ya sea seroso o mucoso.

La sintomatología en estos casos no siempre es evidente y, en ocasiones, solo evidenciaremos descarga vulvar serosa, que puede llegar a ser hemorrágica. En estos casos la alarma del propietario y su rápida visita al veterinario hace posible que se pueda tratar a tiempo y tenga éxito el tratamiento.

El mastocitoma canino es el tumor cutáneo más frecuente en perros siendo las razas braquiocefálicas más predispuestas a desarrollar este tipo de tumores. Los Bóxer tienen más riesgo de padecer este tumor, otras razas con alta incidencia son Bullterrier, Labrador, Cocker, Golden Retriever, Pitbull y Sharpei. Es más frecuente su presentación en perros de edad avanzada (edad media 8-10 años), aunque se ha descrito en perros jóvenes

 

La causa de los mastocitomas en el perro es desconocida. En raras ocasiones se han asociado a inflamaciones crónicas y a sustancias irritantes.

 

Suelen aparecen en el tronco (50%), en las extremidades (40%) y menos comunes en la cabeza y cuello (10%).

 

El mastocitoma puede aparecer como cualquier tipo de lesión cutánea primaria o secundaria incluyendo máculas, pápulas, nódulos o tumores, y puede ser indiferenciable clínicamente de un lipoma subcutáneo.

 

Todos los mastocitomas son potencialmente malignos debido a su capacidad de metastatizar. Las metástasis ocurren en ganglios, bazo, hígado y médula ósea. Cuando se afectan estos órganos se conoce como el nombre de mastocitosis sistémica.

 

Se diagnostica mediante citología de la punción y aspiración con aguja fina. Son tumores de células redondas, de tamaño medio a pequeño, con una cantidad moderada de citoplasma y un núcleo redondo en posición central. Poseen gránulos intracitoplasmáticos uniformes y redondos que se tiñen dando un color púrpura.

 

En mastocitomas bien diferenciados las células presentan un elevado número de granulaciones de gran tamaño, lo que puede dificultar la evaluación del núcleo. Si el mastocitoma es menos diferenciado, los gránulos son menores y aumenta el pleomorfismo celular.

 

El diagnóstico del mastocitoma se realiza en la mayoría de los casos mediante citología, pero aun así es necesario realizar una biopsia para la estadificación histológica, teniendo en cuenta la morfología celular y el grado de afectación de los tejidos subyacentes.

 

Desde el punto de vista histopatológico, los mastocitomas se clasifican en tres categorías:

-bien diferenciado (grado 1): la extirpación quirúrgica suele ser curativa.

-moderadamente diferenciado (grado 2)

-poco diferenciado (grado 3): presentan metástasis tempranas.

 

 

 

Debido a la capacidad de metastatizar del mastocitoma es necesario realizar las siguientes pruebas:

-analítica sanguínea y urinaria

-toma de muestras de ganglios linfáticos. Si no hay afección ganglionar es muy poco probable que bazo, hígado y medula ósea estén afectados.

-radiografías torácicas y ecografía abdominal

La extirpación quirúrgica completa es el tratamiento de elección para los mastocitomas de grado 1 y 2 sin evidencia de metástasis. Antes de la cirugía se recomienda el tratamiento con bloqueantes de los receptores H1 y H2. Se deben realizar la escisión quirúrgica con márgenes de 2-3 cm.

 

Centro veterinario la Salle

Telefono: 923018101

Urgencias:685417402

Sanchez Rojas, 4. 37008 Salamanca.

www.centroveterinariolasalle.com

centroveterinariolasalle@gmail.com

https://www.facebook.com/cvlasalle/?ref=settings

https://www.instagram.com/centroveterinariolasalle/?hl=es

 

¿Que es la enfermedad periodontal?

Es la causa más habitual de enfermedad dental en los perros; afecta a muchos de ellos a partir de los 2 años de edad. Se puede prevenir con un cuidado rutinario de los dientes. El mal aliento indica que el perro puede tener este problema. Se puede tratar, pero si no se hace, puede provocar la pérdida de dientes e infecciones más graves que afecten al hígado, el riñón o el corazón.

¿Por qué se produce?

La mayoría de perros de más de 2 años sufren algún grado de dicha enfermedad. En la boca hay bacterias, pero cuando su población crece demasiado deprisa pueden generar placa dentaria o sarro sobre los dientes. Si se produce la formación de esta placa y esta no se elimina, el perro puede sufrir una gingivitis (inflamación de las encías). En esta fase el tratamiento puede ser totalmente curativo. Sin embargo, si no se da ningún tratamiento, la enfermedad progresa a periodontitis con una inflamación más grave de las encías, sarro sobre los dientes y pérdida de hueso y de todas las estructuras de sostén que hay alrededor de los dientes. Este proceso se puede controlar, pero no se puede invertir por completo. La periodontitis puede provocar pérdida de dientes y puede conducir a la extensión de una infección grave a hígado, corazón o pulmones.

¿Qué síntomas produce?

–  A menudo el mal aliento (halitosis) es el primer signo de que un perro tiene una enfermedad dental.

–  En la fase inicial (gingivitis) hay signos de inflamación de las encías alrededor de los dientes afectados. Esto progresa a periodontitis, con una inflamación mayor de las encías, que aparecen de color rojo, hinchadas y dolorosas. Se forma sarro sobre los dientes, que quedan sueltos y que pueden acabar cayendo si no se aplica tratamiento. Algunos pueden tener dificultades para comer.

 

 

– El resultado de una enfermedad periodontal sin tratar pueden ser abscesos periodontales y bacteriemia (bacterias en la sangre), que pueden provocar la difusión de la infección hacia el corazón, el hígado o los riñones, y después desembocar en una enfermedad grave.

¿Cual sería su tratamiento?

Una vez diagnosticada la enfermedad, el tratamiento deberá empezar cuanto antes. La gingivitis, la fase inicial de la enfermedad, se puede revertir por completo con tratamiento. Una vez alcanzada la fase de periodontitis, los cambios no se pueden revertir por completo pero se pueden controlar para evitar su progresión.

El elemento fundamental para el tratamiento es la eliminación mecánica de la placa y el sarro de los dientes afectados mediante la limpieza de los dientes. En casos más graves puede ser necesaria la intervención quirúrgica y si la enfermedad está avanzada quizá haya que extraer algún diente. Para hacer este tipo de intervenciones es necesario que el perro esté anestesiado para garantizar su seguridad. Los antibióticos pueden tener un papel importante en el tratamiento de las enfermedades dentales, administrados conjuntamente a la realización del tratamiento médico o quirúrgico. Se utilizan en casos de periodontitis grave, cuando existe el riesgo de infección ósea o de difusión de la infección al resto del organismo.

¿Como la prevenimos?

Un programa preventivo de salud oral consiste en una dieta adecuada, cepillado regular de los dientes en casa y una limpieza periódica de los dientes por parte del veterinario. La administración de pienso duro y seco en lugar de alimento blando y húmedo ayuda a prevenir la enfermedad. Las limpiezas de boca regulares para eliminar la placa bacteriana y el sarro evitan que la gingivitis progrese a periodontitis. Es también muy importante empezar con el cepillado de dientes cuando el perro es muy joven, para que se acostumbre.

 

www.centroveterinariolasalle.com

Telefono: 923018101

email: centroveterinariolasalle@gmail.com

Facebook: https://www.facebook.com/Centro-Veterinario-La-Salle-552039964892965/

Instagram: https://www.instagram.com/centroveterinariolasalle/

 

Los perros y los gatos, al igual que las personas, pueden sufrir procesos de alergias. Una alergia es una condición heredada que se manifiesta después de la exposición a sustancias llamadas alergenos. Las sustancias que producen alergia incluyen: pólenes, polvo, caspa, mohos, picaduras de insectos y proteínas de los alimentos. La exposición se puede producir al inhalar el alergeno, por contacto con la piel, al ingerir ciertos alimentos, o mediante la picadura de insectos. Los animales que han heredado la tendencia a desarrollar alergias comienzan a presentar síntomas de enfermedad alérgica entre el año y los seis años de edad; sin embargo, los síntomas se pueden evidenciar a cualquier edad. Una vez que el perro o gato desarrolla la alergia, generalmente va empeorando progresivamente.

Los síntomas de la alergia en perros y gatos consisten fundamentalmente en picores (rascado, frotado, mordisqueo o lamido). La piel de estos animales alérgicos con frecuencia enrojece y se irrita. Como consecuencia del rascado continuado se producen heridas y pérdida de pelo. La localización de las zonas afectadas incluye las extremidades, cara, orejas, axilas e ingles. Los síntomas no son los mismos en todos los individuos. Algunos sólo presentan picores en las pezuñas, mientras que otros  tienen picor en diversos lugares y presentan lesiones ulceradas. Algunos presentan picores durante todo el año, mientras que en otros la afección es estacional (solamente se produce en primavera o en otoño).

Las pruebas diagnósticas para esta enfermedad dependen del tipo de alergia. La alergia inhalatoria se diagnostica mediante pruebas intradérmicas, o, en algunos casos, mediante pruebas en sangre. La alergia alimentaria se diagnostica por la respuesta a una dieta de eliminación. La alergia a la picadura de pulga se diagnostica por la historia clínica, los síntomas, la presencia de pulgas y la respuesta positiva cuando se consigue la eliminación de las pulgas.

El tratamiento de las alergias varía con cada individuo. Uno de los tratamientos más sencillos consiste en la utilización de un producto refrescante para evitar los picores (en el baño, en el aclarado o en spray). Los antihistamínicos resultan útiles en algunos casos. Los corticoides se han utilizado durante mucho tiempo para aliviar los efectos de las alergias, pero su utilización a largo plazo, en algunas ocasiones, puede provocar efectos  secundarios indeseados.

La identificación de la causa de la alergia y el evitarla sería lo mejor. Si el animal tiene alergia a sustancias del entorno (mohos, polvo, polen) el tratamiento de hiposensibilización (vacunas de alergia) podrían ser el mejor sistema para el control a largo plazo en algunos casos. Las inyecciones de desensibilización son seguras y efectivas en cerca de un 75% de los casos. En los animales con alergia alimentaria o alergia a la picadura de pulga se deberán evitar los ingredientes de la comida que causan el problema o la presencia de pulgas, respectivamente.

 

CENTRO VETERINARIO LA SALLE

www.centroveterinariolasalle.com

centroveterinariolasalle@gmail.com

 

¿QUÉ ES LA FILARIOSIS CANINA?

La Filariosis Canina o enfermedad del Gusano del Corazón es un serio proceso parasitario transmitido por mosquitos y producido por un verme redondo grande que vive en el lado derecho del corazón y vasos sanguíneos pulmonares.

¿CÓMO SE PRODUCE?

El contagio se produce por la picadura de un mosquito. Los mosquitos diseminan la infectación del Gusano del Corazón desde perros parasitados a perros sanos. Cuando el mosquito pica al perro, ingiere estos gusanos inmaduros conjuntamente con la sangre y los transmite a otro perro cuando vuelve a alimentarse nuevamente.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DEL GUSANO DEL CORAZÓN?

Cuando los síntomas llegan a ser evidentes, la enfermedad suele estar ya muy avanzada y el daño a los órganos internos puede ser irreversible. Un perro con estado avanzado de la enfermedad puede desarrollar algunos de los siguientes síntomas: tos blanda crónica, respiración acelerada, se cansa fácilmente, colapso por insuficiencia cardiaca durante el ejercicio, apatía general.

¿CÓMO AVERIGUAR SI SU PERRO TIENE FILARIOSIS?

Se le puede realizar un simple análisis de sangre para determinar si su perro está infectado. Este procedimiento es indoloro y los resultados están disponibles en un corto periodo de tiempo. Los meses ideales para realizarlo son abril y mayo.

¿CÓMO PUEDE PREVENIRSE LA ENFERMEDAD DEL GUSANO DEL CORAZÓN?

La enfermedad puede evitarse sometiendo a su perro a un programa preventivo.

Una simple tableta mensual o una vacuna puede eliminar cualquier larva del Gusano del Corazón transmitida por mosquitos. Así, el ciclo de vida del gusano queda destruido.

CONSÚLTENOS SOBRE EL DIAGNOSTICO Y LA PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD DEL GUSANO DEL CORAZÓN CANINO.

 

Centro Veterinario la Salle

Teléfono: 923018101

email: centroveterinariolasalle@gmail.com